Arriba

Los problemas de copyright en la galaxia 3D

copyright entresd

Los problemas de copyright en la galaxia 3D

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Por Tyler Koslow en All3DP

Disney recientemente ha decidido eliminar un puñado de modelos de Star Wars de Thingiverse, reactivando la conversación sobre la infracción de derechos de autor en el espacio 3D.

entresd copyright

Formado por una de las bases de fanáticos más grandes y entusiastas que jamás haya adornado este lado de la galaxia, la franquicia de Star Wars se ha convertido en un faro de entretenimiento para los espectadores, tanto jóvenes como mayores. Si alguna vez habéis visitado un mercado de modelos 3D como Thingiverse, es posible que os hayáis encontrado con una amplia lista de sables de luz imprimibles en 3D, figuritas de Darth Vader, cascos de Stormtrooper e incluso Yoda Buddhas.

Con un seguimiento de culto masivo que ha estado creciendo desde finales de los años 70, no sorprende que los diseñadores hayan expresado su fanatismo intergaláctico a través de las creaciones de modelos en 3D. De hecho, si se busca “Star Wars” en Thingiverse, se obtendrán más de 1,200 resultados. Después de descubrir que algunos modelos de La Guerra de las Galaxias fueron recientemente retirados del mercado de la impresión en 3D bajo demanda de Disney, decidimos investigar un poco.

A pesar de albergar miles de modelos relacionados con Star Wars en su plataforma, solo de ha vetado un puñado de modelos 3D de Thingiverse. Esto nos llevó a analizar más a fondo esta situación, así como el impacto general que el espacio tridimensional tiene en las leyes de propiedad intelectual e IP.

entresd copyright

La perspectiva del creador: el diseñador FLOWALISTIK responde a los modelos de Star Wars que se han vetado

Tres de los modelos que cayeron presa de esta represión de IP fueron las figuras Low-Poly R2D2, C3PO y Darth Vader creadas por el popular diseñador Agustin Flowalistik (también conocido como FLOWALISTIK). Interesados en lo que piensa acerca del tema, nos acercamos al diseñador argentino para preguntar sobre la debacle de los derechos de autor. Sorprendentemente, el estimado creador no tuvo reparos en que le quitaran los modelos. De hecho, él cree que tardaron demasiado.

“Alguien en nombre de los intereses de Disney se puso en contacto con Thingiverse para pedirle que eliminara una larga lista de modelos. Thingiverse primero eliminó el acceso a los modelos y después de revisar toda la información, eliminaron los modelos. Llevaba tiempo esperándolo. Tienen derecho a proteger su IP y yo lo entiendo. No le tengo miedo, no estoy perdiendo nada. Es la comunidad de fabricantes la que se ve afectada por esto, pero es comprensible desde su punto de vista y yo lo apoyo “, nos dijo Flowalistik.

Flowalistik no es ajeno a la reinvención de personajes clásicos y accesorios en sus propias creaciones. Como fan de Super Mario, Pokemon y Star Wars, su página de Thingiverse está ocupada por numerosos modelos de Low Poly y jardineras inspiradas en Nintendo, todas las cuales se pueden tildar de fan art. En el caso de sus modelos Vader, R2D2 y C3PO, el diseñador explicó que Disney está en su derecho de proteger su IP. Por extraño que parezca, su modelo Low Poly Stormtrooper sigue siendo indemne y todavía se puede descargar desde su página de Thingiverse.

entresd copyright

“Algunas empresas apoyan a los fabricantes de accesorios y a la comunidad maker en general, y eso es realmente genial. Sin embargo, confiar en la comunidad maker puede ser negativo en caso de que esas compañías quieran vender juguetes o sus propias réplicas. Disney es el dios de la comercialización, y quieren protegerlo. Entiendo su punto de vista porqué es una empresa, quiere beneficios y ha invertido una gran cantidad de dinero para que todo este negocio funcione “, dice.

Flowalistik es consciente de que algunas de sus creaciones podrían considerarse una infracción del modelo de protección IP. Sin embargo, como fanático de estas películas y videojuegos, también se siente justificado al compartir su trabajo con la comunidad, particularmente porque los comparte de forma gratuita y bajo una licencia no comercial.

“Con estas dos medidas, trato de reducir el riesgo de cabrear a esas compañías. Hasta ahora ha funcionado, pero hay un punto en el que Disney decidió que la impresión 3D era el enemigo. Ellos no son el enemigo. Es una combinación de conceptos erróneos y fanáticos lo que nos hace a nosotros, la comunidad maker, atacar a las empresas que simplemente tienen un modelo comercial diferente “, aclara el diseñador.

entresd copyright

La venganza del cese y la deserción: cómo los modelos 3D impactan la ley de propiedad intelectual

Si bien muchos diseñadores, como Flowalistik, entienden que Disney tiene el derecho de solicitar que no se infrinja su propiedad intelectual, queríamos aprender un poco más sobre cómo el emergente espacio 3D está impactando en los temas de derechos de autor. Para hacerlo, hablamos con el experto en derecho de propiedad intelectual Michael Weinberg sobre la decisión de Disney de eliminar estos modelos, así como la delgada línea entre infracción de propiedad intelectual y la participación de la comunidad.

Como parte del grupo de interés público Public Knowledge, una organización centrada en las leyes de propiedad intelectual, Weinberg se interesó en la impresión 3D “porque parecía un área que potencialmente plantearía una serie de preguntas sobre los derechos de autor y el contenido generado por los usuarios y cómo las personas estaría interactuando con eso “.

entresd copyright

Curioso sobre el proceso que Disney emprendió para sacar estos modelos de Thingiverse, le pregunté al experto en derecho de propiedad intelectual sobre el funcionamiento interno de las reclamaciones por infracción de derechos de autor. Básicamente, Thingiverse es el mediador en este tipo de situaciones, pero no es responsable de los modelos que cargan sus usuarios. La plataforma está protegida por una ley llamada Digital Millennium Copyright Act, también conocida como DMCA.

Esta ley cubre todos los sitios web que permiten a los usuarios publicar sus propios contenidos, y respalda la idea de que estos sitios web no deberían tener la tarea de descubrir qué es lo que infringe la ley de derechos de autor y qué no. En su lugar, sitios como Thingiverse se registran en la Oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos, configurando un proceso donde un titular de derechos puede quejarse de que se está infringiendo su IP.

“Si un titular de derechos ve algo en un sitio web, envía un aviso de eliminación al sitio web, y en eso tienen que identificar las obras y tienen que jurar bajo pena de perjurio que tienen una creencia de buena fe de que las obras están infringiendo. Cuando lo hacen, el sitio web elimina el modelo y envía un correo electrónico al usuario. El usuario al que se apunta ahora tiene dos opciones. Pueden decir ‘tienes razón, yo estaba infringiendo’ o ‘no quiero desafiar esto’ y el modelo se elimina. O bien, pueden decir que este aviso es incorrecto y que no están violando los derechos de nadie al publicarlo. Si el sitio web recibe esa contranotificación, alertan al titular de los derechos originales y esperan entre 10 y 14 días. Si no tienen noticias para entonces, lo vuelven a poner en el sitio web “, explica Weinberg.

En el vasto y confuso mundo de los derechos de autor y la ley de propiedad intelectual, también está la cuestión del uso legítimo, lo que significa que el objeto no infringe los derechos de autor desde un punto de vista legal. En los EE. UU., Los jueces generalmente tendrán en cuenta cuatro factores diferentes al decidir si algo como si se está haciendo un uso justo de un modelo 3D.

Estos méritos incluyen el propósito y el carácter de su uso, la naturaleza del trabajo con derechos de autor que está comenzando, la cantidad de sustancialidad de la parte y, por último, el efecto del uso en el mercado potencial de la pieza original.

entresd copyright

Mientras Weinberg reconoce el derecho de Disney de solicitar que se eliminen estos modelos, también discutió un aspecto crítico que impide que muchas otras compañías tomen el mismo curso de acción. Para aquellos en la industria del entretenimiento, también es importante comprometerse con la comunidad y mantener las relaciones públicas con los fans de manera positiva.

“Independientemente de si el uso es técnicamente infractor, ¿quieren estar en una posición en la que busquen a los creadores legalmente? Hay muchos ejemplos en los que los titulares de los derechos han decidido permitir este tipo de trabajos. Es especialmente cierto en las comunidades de aficionados. Cuando hay comunidades que construyen fan art basado en una propiedad, es probable que el titular de los derechos no realice un análisis de derechos de autor en todo momento. Por lo general, solo dicen: “esta es una comunidad que realmente queremos alentar, por lo que vamos a permitir esta actividad y no enviaremos notificaciones de retirada”, explica.

Weinberg compartió el ejemplo de una asociación reciente entre la oficina de servicios de impresión 3D Shapeways y el productor de videojuegos Valve. Con el fin de interactuar con su gran base de fanáticos de juegos, Valve ha otorgado permiso a todos los usuarios para crear modelos 3D relacionados con su IP, siempre y cuando cumplan con las reglas de Shapeways. Este modelo de negocio toma el enfoque opuesto de Disney, optando por involucrarse con la comunidad y permitir a los creadores crear personajes, accesorios y otros elementos que técnicamente podrían estar protegidos por derechos de autor.

“Creo que la estrategia exitosa a largo plazo es reconocer que estos fans existen, y encontrar una manera de realmente involucrarse con ellos. Debes involucrarlos de una manera en que la marca se sienta cómoda, pero también tienes que involucrarte con ellos de una manera que reconozca la importancia de tus fans para lo que estás haciendo. Algo de eso es un problema de comunicación. Si eres un titular de derechos que se siente cómodo con algunas cosas pero no con otras, debes tratar de explicar eso “, concluye.

Por un lado, las situaciones en las que se quitan modelos 3D de mercados de impresión 3D como Thingiverse son inevitables, especialmente bajo el ojo estricto y atento de Disney. Sin embargo, eso no necesariamente significa que este problema volverá a ocurrir constantemente. Para muchas empresas de entretenimiento que poseen derechos de propiedad intelectual de personajes populares y accesorios, el compromiso con la comunidad es más importante que luchar para limpiar Internet de los modelos 3D hechos por fans.

Mientras los diseñadores eviten que sus creaciones infractoras IP se comercialicen, y también reconozcan que estos modelos 3D pueden eliminarse legalmente en cualquier momento, el arte de los fanáticos en el espacio 3D continuará prosperando. Al final del día, Flowalistik explica toda la situación en términos simples que cualquier persona sin un título de derecho o habilidades de modelado 3D puede entender: “Makers gonna make!“.

entresd copyright

Publicar comentario

Atención: mediante el envío de este formulario confirmas haber leído y aceptar el Aviso Legal.